dimecres, 15 de febrer de 2012

Nueva acción de protesta

Hace unos días, tratando del tema de los recortes y de las acciones a llevar a cabo y la utilidad de éstas, al compañero Amadeu Marín se le ocurrió una que me gustaría que comentáramos.

Propone no utilizar libros de texto el próximo curso como medida de presión y que sean las editoriales, que tienen mucho más poder de influencia que nosotros, las que se tengan que mover. Seguro que de esa manera el Consell se enteraba de nuestra protesta.

Lógicamente, nosotros los profes sí que tendríamos acceso a los libros de texto para preparar las clases, pero no los mandaríamos como libro del curso. Los alumnos se ahorrarían un buen dinerito y habría que ver, por ejemplo, a la todopoderosa Cambridge pidiéndole explicaciones al conseller.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada