dimarts, 24 de juliol de 2012

APRENDER LENGUAS CUESTA EL DOBLE

Las escuelas oficiales de idiomas suben de 119 a 269 euros. Los profesores denuncian recortes en plazas, cuando ha subido la demanda

ELENA G. SEVILLANO. 24/07/2012

Si uno quiere estudiar chino, árabe, japonés o ruso en la Comunidad de Madrid, a precios asequibles y con la posibilidad de tener un título oficial, solo hay un lugar al que puede dirigirse: la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) Jesús Maestro, en Chamberí. Imparte 22 idiomas a cerca de 10.000 alumnos y es la única en la que se puede estudiar catalán o sueco. Sus plazas están buscadísimas: para 100 matrículas pueden enviar solicitud más de 1.500 personas, como sucede, por ejemplo, con chino. El próximo curso acceder a una de ellas se complica.
Los recortes que impone la Consejería de Educación se traducen en menos profesores y, por tanto, menos alumnos que pueden entrar, denuncia la Asociación de Profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas de Madrid (Apeoim). Se ofertarán unas 300 plazas menos, según sus cálculos. “Lo grave es que no hay alternativa. Los idiomas minoritarios que impartimos no se enseñan en ninguna de las otras EOI de Madrid”, señala Caridad Baena, la vicepresidenta.
Al problema de la mayor escasez de plazas se suma el coste. El Gobierno regional ha subido las tasas de las escuelas de idiomas hasta doblar lo que se paga por un curso lectivo. El año pasado a un alumno le costaba 119 euros; el próximo desembolsará 269. “Sigue siendo un precio muy bueno, pero no se puede subir más de un 100% de golpe. Están cercenando un servicio público”, lamenta Baena. Hay 35 escuelas de idiomas en la región. La mayoría imparten inglés, francés y alemán; algunas también italiano y español para extranjeros. La oferta docente de la Jesús Maestro suma árabe, catalán, chino, danés, euskera, finés, gallego, griego, irlandés, japonés, neerlandés, portugués, rumano, ruso y sueco, y polaco y húngaro con carácter extracurricular.
Según datos de la Apeoim, la mayor escuela de Madrid pasa de 121 profesores a 116,75 (la fracción corresponde a un grupo; cada docente tiene cuatro grupos). El primer curso de chino, que antes admitía a unos 90 alumnos nuevos (son 100 plazas en cuatro grupos de 25, excepto alguna reservada a los repetidores), ahora perderá unas 20 plazas (un grupo). En árabe se pierden dos grupos, como en ruso, mientras que japonés dejará de impartir otro. “Se reduce la oferta en el primer curso, lo que afecta a la base de la pirámide: cada vez tendremos menos alumnos en los cursos superiores”, señala Baena. La asociación de profesores cree que detrás de esta decisión se esconde el deseo de “privatizar la enseñanza no obligatoria”. “Es una extinción lenta pero paulatina y segura de las escuelas oficiales”, añade.
A sus sospechas se suma el borrador de real decreto que el Ministerio de Educación presentó la semana pasada a las comunidades autónomas y que permitirá que profesores de escuelas oficiales de idiomas (hay 308 en toda España, con cerca de medio millón de alumnos) puedan dar clase en educación secundaria, bachillerato y formación profesional. Un trasvase de funcionarios que las EOI y sindicatos como CC OO y UGT entienden como un “desmantelamiento” de las escuelas de idiomas. Según el borrador de real decreto, el objetivo de la medida es “permitir una mayor flexibilidad del sistema y eficiencia en la asignación de los recursos humanos”. Para la Apeoim, es una manera de vaciar las escuelas oficiales de idiomas y trasladar a sus profesores a otros centros públicos con mucha demanda de profesores de inglés muy cualificados a causa de la implantación del programa bilingüe. De hecho, fue la consejera madrileña, Lucía Figar, quien hizo esa petición.
La Consejería de Educación admite que “se ha hecho un reajuste de grupos pero sin que implique la eliminación de ningún idioma ni ningún nivel”. Respecto a los profesores interinos, afirma que “se contratará a todos aquellos que hagan falta para poder mantener la oferta en todos los niveles e idiomas que se ofertaban hasta el momento”. Lo que no excluye que, si antes había cuatro grupos y cuatro horarios de primero de chino, ahora se queden en tres.
La Apeoim asegura que la Consejería de Educación no comunicó el cupo de profesores hasta el pasado 13 de julio. Las tasas no se publicaron hasta el día 12. Eso explicaría el caos que se ha vivido este mes, en plenas vacaciones escolares, con la matriculación de los alumnos que aprobaron en junio, un tercio del total, que siempre han formalizado su inscripción en la primera quincena de julio. El día 2 se les informaba de que “hasta nuevo aviso” tenían que esperar. El día 13 un nuevo aviso en la web aseguraba que la escuela aplazaba la matrícula a la primera semana de septiembre “a falta de noticias por parte de la Consejería de Educación”. El día 18, después de que este diario preguntara el motivo del retraso, la nota desapareció de la web. Finalmente, la escuela empezó a matricular el día 19.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada